9/2/09

Ciudad Rodrigo


Municipio de la provincia de Salamanca, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León (España), situado a unos 90 kilómetros de su capital provincial en dirección suroeste.


La costumbre de correr toros en España vino unida desde la Edad Media a todo tipo de fiestas, celebraciones y acontecimientos que conllevaran felicidad, y el Carnaval es una fiesta cuyo fundamento máximo es la alegría y la felicidad, por lo que no nos debe resultar extraña la costumbre de correr toros en carnestolendas.

Hay, incluso, una localidad que viene conjugando al máximo esta tradición; tan es así que llaman a la fiesta el “Carnaval del Toro”. Hablamos de la antigua Miróbriga, de Ciudad Rodrigo.

Historia

En el entorno de la ciudad ha habido hallazgos que nos indicarían la existencia en la zona de asentamientos humanos del Paleolítico; e, igualmente, del Neolítico, dada la existencia en Pedrotoro de una necrópolis megalítica. Además, en el casco urbano, se han hallado piezas de la Edad del Bronce, como el “ídolo de Ciudad Rodrigo”.

No obstante, los primeros pobladores conocidos son los vetones, pueblo de origen celta que ocupó la región hacia el siglo VI AC y de quienes se conserva el verraco situado en la Plaza del Castillo. Posteriormente, hacia el siglo II AC, tuvo lugar la invasión romana, quedando la localidad incorporada a la provincia de Lusitania. De esa época procede el emblema de la ciudad: las Tres Columnas.

Según mantienen algunos historiadores, la población era conocida por entonces como Miróbriga, de donde procede el gentilicio de mirobrigenses.

Pocas son las noticias que disponemos de todas esas épocas; y aún se tienen menos de los tiempos en que la comarca fue dominada por suevos, visigodos y musulmanes.

Será en el año 1100, bajo el reinado de Alfonso VI, cuando el conde don Rodrigo González comience una repoblación en el municipio y lo dé nombre definitivo: Ciudad Rodrigo. Poco después, hacia 1165, Fernando II de León fortificó la ciudad con murallas, la otorgó fueros y la nombró sede episcopal, al tiempo que se ordenaba comenzar las obras de la Catedral. Todo ello con la finalidad de que Ciudad Rodrigo fuese una plaza fuerte frente a la amenaza de Portugal y los almohades.

El municipio tuvo su período de mayor esplendor en el siglo XV y, especialmente, en el XVI, puesto que la mayoría de los monumentos y casas señoriales que aún hoy se conservan son de aquella época y, además, está constatado que por entonces experimentó un gran crecimiento en población.

La importancia geoestratégica de la plaza jugó en su contra en la Guerra de Restauración de Portugal (a mediados del s. XVII) y en la Guerra de Sucesión de España (a principios del s. XVIII). Tanto la ciudad como su entorno sufrirían graves daños en esos episodios.

Pero el enfrentamiento bélico que resultó más dañino para la vieja Miróbriga fue el que tuvo lugar por la invasión francesa y la Guerra de la Independencia. La plaza se vio asediada en dos ocasiones: una en 1810 para la toma por los franceses y otra en 1812 para su liberación por el ejército inglés. En esos dos asedios se destruyó gran parte de la riqueza arquitectónica mirobrigense.

Menos perjudicial para el entramado urbano fue la Guerra Civil, pero sí que conllevó para la ciudad y su comarca, como a toda Castilla, un posterior período de crisis económica.

Actualmente, Ciudad Rodrigo se encuentra en fase de crecimiento y desarrollo; y lo que se busca es, además de acordar medidas para la conservación y explotación de su potencial turístico, crear un sólido tejido industrial que fortalezca esa tendencia.

Monumentos y arte


Ciudad Rodrigo fue declarado en 1944 Conjunto Histórico Artístico. Pero, si hay que destacar un monumento entre todo ese conjunto, resulta ineludible significar a la Catedral de Santa María.

Su construcción comenzó en la segunda mitad del siglo XII, a iniciativa de Fernando II de León, y se conserva como un conjunto uniforme, aunque con reformas. El estilo de la Catedral es de transición del románico al gótico y está compuesta de tres naves sobre planta de cruz latina y una cabecera compuesta de tres ábsides escalonados. Atesora auténticas joyas artísticas.

Os dejo este enlace para una mayor información, pero os aconsejo su visita y que, una vez allí, prestéis especial atención al Pórtico del Perdón, a la Sillería del Coro y al Claustro.

Excursiones

Turismo.- Dadas las fiestas tan especiales que se vivirán en los próximos días, os propongo una visita turística que no precisa salir de Ciudad Rodrigo. ¡Ahora, sí! Os recomiendo que recorráis todo el Conjunto Histórico Artístico que conforma la ciudad: su recinto fortificado (para que conozcáis su Alcázar, sus murallas y sus puertas), así como todas las maravillas arquitectónicas que encontraréis al caminar por sus calles medievales.

Para que os sirva de guía, entrad a la página “ciudadrodrigo.net” y, pulsando el menú “Guía Turística”, tendréis una gran información sobre este apartado.

Naturaleza.- Al suroeste de la provincia de Salamanca está sito el Parque Natural denominado “Las Batuecas - Sierra de Francia”. Este espacio protegido de 32.300 hectáreas incluye bosques, ríos, valles y crestas, entre las que destaca la Peña de Francia.


Para una mayor información sobre el Parque natural, os dejo este enlace.

El Carnaval del Toro

Declarado de Interés Turístico Nacional, el Carnaval del Toro es la fiesta más importante de Ciudad Rodrigo. El espíritu festivo que impregna el Carnaval, con sus disfraces, charangas y bailes, se une indisolublemente con el espíritu taurino del Bolsín, las capeas, los encierros y desencierros.

(Encierro a caballo, subida al Registro. 1921-1923. Autor: Agustín Pazos. Publicada en www.ciudadrodrigo.net)

El acto que tradicionalmente se vive con más intensidad es, sin duda, el Encierro a Caballo del domingo, pero durante todos los días que están incluidos en el programa de fiestas es Carnaval.

La fantasía y la imaginación llenarán de colorido las medievales calles de la antigua Miróbriga y sus gentes vivirán en una animada y continuada fiesta, aunque siempre atentos al momento en el que el sonido de la Campana Gorda anuncie la aparición del protagonista de su Carnaval: el Toro.


(NOTA: La fotografía que encabeza esta entrada está tomada de la página personal de “jmanuel”, pero ahí no deja constancia de su autoría; la segunda fotografía aparece en la web “salamancaturismo”; la tercera, en “panoramicaslaalberca”; y, por último, la cuarta está publicada en “ciudadrodrigo.net” y su autor es Agustín Pazos. Con esta bitácora no tengo fines lucrativos, por lo que ruego a los respectivos propietarios de los derechos de autor que me permitan mantenerlas para ilustrar el texto).

4 comentarios:

ivan fuenla dijo...

Señor Lagun ha conseguido usted ponerme los pelos como escarpias solo con recordarme que quedan tan pocos dias para el CARNAVAL DEL TORO, y lo pongo con mayusculas esperando que este año ya por fin vuelva a ser el carnaval del toro como ha sido en otros años anteriores.
Para mi una cita obligada desde que lo conoci, es verdad que antes de que entrara el veneno del carnaval en mis venas, el frio de las tierras Salmantinas ha echo que aplazara mi viaje por la comodidad de la calefaccion central, pero una vez que pise por primera vez Mirobriga y pude vivir todas las experiencias que ofrece este carnaval, prometi que siempre que pudiera y fuerzas mayores no hicieran que suspendiera mi viaje, estaria alli.

De corazon aconsejo a todo aquel que no lo conozca que vaya, que disfrute del toro en distintos aspectos, encierros, desencierros, capeas, encierros camperos, bolsin taurino, que disfrute de su fiesta, de su gente, de poder ver gracias al carnaval, corriendo en la cara de un toro tanto a un hada madrina como a un pirata como a un indio etc etc, son las peculiaridades de Ciudad Rodrigo y de su CARNAVAL DEL TORO, un saludo

LAGUN dijo...

Disfruta al máximo del Carnaval del Toro, Iván.

Y, si sigues mi recomendación de visitar alguno de los monumentos más representativos de la ciudad (como me han dicho que hiciste en Saint Sever), volverás doblemente satisfecho.

Un abrazo.

Uro dijo...

Desde hace ya unos años me vengo diciendo el domingo de carnaval: "Este año es el ultimo que vengo" y al final caigo en la tentacion.
Espero no tener que decirlo este año.
Y en el caso que se de mal, lo mismo visito algo de lo que el Sr. Lagun nos ha recomendado.

ivan fuenla dijo...

Señor Lagun, perdone usted la entrada de su blog del lunes de carnaval y acerquese a Ciudad Rodrigo, para poder disfrutar con esta familia de sus monumentos, sus toros y su farinato, si se anima, tiene alli un almuerzo pagado.
Un saludo