23/3/11

¡Gracias!



A finales de la semana pasada se publicó en los medios de comunicación la grata noticia de que había sido dado de alta el herido más grave en el pasado Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo. Por ello, desde esta bitácora quiero mandar mi enhorabuena al compañero y rendir un sincero homenaje a todo el despliegue médico, de enfermería y Cruz Roja que intervino. Un homenaje que hay que hacer extensivo a los dispositivos de las fuerzas y cuerpos de seguridad que, además de cumplir con las funciones que le son propias durante las fiestas, también colaboraron facilitando un rápido traslado hasta el complejo hospitalario de la capital salmantina.

Las informaciones que iban llegando el Lunes de Carnaval eran alarmantes: un compañero jienense había sufrido una cogida en la capea del mediodía y su estado era crítico, pues le había causado una sección en el segmento superior de un riñón, rotura hepática y afectación del diafragma y otros organos de la caja torácica.

La esperanza, por otro lado, se centraba en que los efectivos de Cruz Roja habían actuado eficazmente en el primer traslado, que el equipo médico de la Plaza de Toros de Ciudad Rodrigo había realizado con maestría una primera intervención de urgencia en las dependencias mirobrigenses y que, con la ayuda de los cuerpos y fuerzas de seguridad, se había conseguido trasladar al herido rápidamente a Salamanca para continuar allí las labores cirujanas y médicas precisas para su curación.

Ahora, tras once días de hospitalización, sabemos que todo la labor de esos despliegues se ha culminado con una exitosa recuperación del compañero.

No es la primera vez que nos tenemos que felicitar por noticias como ésta en Ciudad Rodrigo. De hecho, llevamos tres años seguidos con otros tantos percances de compañeros que provocaron que se llegara a temer por sus vidas. Tanto el riojano del 2009 como el madrileño del 2010 se recuperaron, y se sabe que han vuelto a pisar las calles de la vieja Miróbriga. Y lo que ahora deseo es una total recuperación a este jienense herido en el 2011; y que, si lo tiene a bien, en el 2012 vuelva a Ciudad Rodrigo para disfrutar del Carnaval del Toro. Ya sea en su parte más lúdica, ya sea en la totalidad del programa de festejos, incluidos los taurinos. Eso ya es una cuestión menor.

Tratando de ser fiel a la costumbre que me impuse al iniciar esta bitácora, no he citado el nombre del corredor herido; aunque ya es sabido. Del mismo modo, tampoco he querido personalizar el homenaje de agradecimiento con la imagen o el nombre de alguno de los profesionales y voluntarios que han intervenido para su restablecimiento; ni tan siquiera con el doctor que dirige el equipo médico de Ciudad Rodrigo. En el maniquí de la ilustración que encabeza esta entrada van representadas todas aquellas personas que velan por la salud y la seguridad de los corredores de encierros, tanto las de Ciudad Rodrigo como las de cualquier otra localidad en la que tenga lugar un festejo taurino popular.

A todas esas personas, de verdad: ¡¡¡ GRACIAS !!!
.
Lagun
.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Por suerte Ciudad Rodrigo no es solo conocido por su maravilloso Carnaval del Toro y su monumentalidad, sino por el explendido equipo médico que, año tras año, vela por la salud de todos los farinatos y forasteros.
Además de las felices intervenciones de los últimos años recordadas en el artículo, recuerdo una muy grave a un portugues, hace varios años en el toro del aguardiente, y otra a un mejicano, que salvaron la vida milagrosamente gracias al equipo mirobrigense.
La cogida fue fruto de la mala suerte y muy fea, lo que nos dejo el corazón helado a todos los presentes, según el doctor si le sucede en el recorrido es muy posible que no hubiera llegado con vida a la enfermeria, por "suerte" sucedió en la plaza y los mozos le trasladaron rapidamente a la enfermeria de los bajos del Ayuntamiento.
Según recoge la prensa local salmantina la cornada era mortal y la labor médica fantástica, se habilitó el carril izquierdo de la autovia a Salamanca en exclusiva para la ambulancia, escoltada por miembros de la guardia civil y se paralizó el trafico en los cruces de Salamanca por la policia local para facilitar y hacer más rapida la llegada de la ambulancia al hospital charro, donde estaba todo preparado y se le volvio a intervenir.
Parece ser que se descartó el traslado en helicoptero para evitar el trasiego que supone el moverlo de un lugar a otro, dado su estado crítico.
Su juventud, estado fisico y el estar limpio de alcohol y drogas le ayudo enormemente según relata unos de los médicos que le operó.
En definitiva, el título del artículo es acertadísimo, ¡¡GRACIAS!!
El 17 de Febrero de 2012 empieza, nuevamente, a sonar la campana en Miróbriga, ya queda menos.
Charro

Marina dijo...

Esta noticia hace que sigas creyendo que las recuperaciones son posibles. Ya sabes que me alegro muchísimo.
Un besazo compa.

Jam^2 dijo...

Lagun haces muy bien en recordarnos a todos la grandísima labor que esta gente hace. Y recordar que mientras nosotros nos divertimos ellos están trabajando.
Gracias a la gente que vela por el resto, ánimo para el accidentado y un abrazo para ti Lagun por otra excelente entrada.

Pdta:
El mayor de mis abrazos para un medico que aunque nos dejó a muy corta edad, su mayor ilusión era poder ayudar en estos difíciles momentos. Juan Ramón Martín, que desde el cielo seguro que nos echa algún capote.

ROBERTO dijo...

Unirme a este pequeño homenaje que usted hace a toda esa gente que vela por el buen funcionamiento y por que todo salga bién en cualquier evento taurino y en cualquier punto de nuestra geografia.Un saludo.

SILVIA dijo...

Pues así es amigo mío, hay muchas personas que velan por nuestra salud, por nuestro bienestar. Y es justo que se les reconozca. Aunque en distintos "ruedos" he podido comprobarlo.
Y si me lo permites, desde aquí, doy las gracias de todo corazón.
Ánimo para el accidentado, y toda la suerte del mundo.
Y a ti, como siempre, un beso enorme.

Anónimo dijo...

me alegro de que esté mejor.
un fuerte abrazo lagun!

brj

Teo dijo...

¡Qué decir de esta entrada!
Me uno plenamente al agradecimiento a todos esos "ángeles de la guarda" que, tan magnificamente hacen su trabajo. También quiero aprovechar para enviar todo mi apoyo y mi afecto al compañero herido y a sus familiares y amigos, ya que, en mayor o menor medida todos sabemos lo que se siente cuando sucede un percance en nuestro entorno.

Por otra parte, y como anécdota, decir que en 2.008, tuve la oportunidad de vivir en primera persona (como acompañante, esos sí) un "viaje" en ambulancia desde Ciudad Rodrigo hasta Salamanca. He de decir que, en aquella ocasión y tras el accidentado encierro del Sábado por la mañana, el traslado estaba compuesto por una "caravana" de, al menos 3 ambulancias, con heridos de distinta consideración y, lo que más me impactó sin lugar a dudas fue la entrada a la capital charra, con policías municipales en todos los cruces y semáforos hasta la puerta del propio Centro Hospitalario, además del despliegue de agentes que nos esperaban motorizados en la entrada a la ciudad, para ir "abriendo paso". ¡Chapeau!

Gracias a todos ellos.

Y, recordad que ...

¡¡¡ Ya falta menos ... !!!