7/6/08

Ciudad Rodrigo "versus" Valdemorillo

(Fotografía de Sophie Ryckelynck)

Andamos por el mes de junio y aún tenemos por delante la mayor parte de la temporada de encierros. No obstante, ya se han celebrado algunos importantes, como pueden ser los de Beas de Segura, Valdemorillo o Ciudad Rodrigo. Precisamente, este primer comentario de la bitácora está inspirado en la pasada edición del Carnaval del Toro, que tuvo lugar en la vieja Miróbriga allá por el mes de febrero, y en el serial de encierros de la localidad madrileña de Valdemorillo.

Imaginemos la siguiente escena: unos corredores comparten almuerzo después de un encierro, y uno de ellos expone un comentario.

(...)

Nunca apoyaré lo que ha ocurrido este año en Ciudad Rodrigo: que se modifique una forma tradicional de configurar un encierro o su recorrido histórico; y menos aún cuando la razón básica que se argumenta para justificar dicho cambio es la de ser un EXPERIMENTO con el que se pretende dar mayor esplendor y vistosidad al encierro, y que con ese cambio se rentabiliza gran parte de la infraestructura de un vallado que, imagino, está pagado desde hace muchos años y, por tanto, bien amortizado.

Aunque esa decisión la tomaron los representantes de un partido político concreto, las justificaciones aludidas suenan a las típicas palabras huecas con las que siempre se expresan los políticos; sean del signo que sean. Ellos, los políticos, son así: me cargo una tradición para hacer un experimento. O eso han dicho. ¡Vaya usted a saber!

Y voy más allá: en principio, como norma general, también soy contrario al cambio en el recorrido tradicional de un encierro por la futura construcción de una plaza de toros.

¡Sí!

El urbanismo de una localidad debe adecuarse a lo aprobado en un plan general de ordenación urbana previo, y de lo que soy partidario es que, a la hora de elegir la ubicación de una nueva plaza de toros, se tome como referencia primera la preservación del recorrido tradicional del encierro. Siempre que sea posible, claro. Ahora bien, si no pudiera ser y forzosamente hubiera que ubicar la nueva plaza en un extremo distinto de la localidad, la cuestión ya requeriría un análisis más particularizado y concreto. Y voy a tratar de explicarme con varios supuestos distintos:

¿Alguien aprobaría la desaparición del encierro del Pilón de Falces porque se construya una plaza de toros en la otra punta del pueblo? Creo que no. Y me imagino que pocos, por no decir ninguno, aplaudiríamos la modificación de los recorridos tradicionales de Arganda o Colmenar de Oreja.

Por otro lado, hace unos meses saltó la noticia de que el Ayuntamiento de Fuenlabrada ha elegido para la futura plaza de toros una ubicación que permitiría que el recorrido del encierro siga transcurriendo por una determinada calle que en los últimos treinta años se ha convertido en tradicional.

En cambio, finalmente, nadie protestó porque el nuevo coso de Valdemorillo conllevara un cambio en el trazado del encierro; es más, en esta localidad la decisión es plausible, pues parece haber solucionado la caótica historia vivida en los últimos veinticinco años, con seis cambios en el recorrido motivados por cuestiones urbanísticas.


En cualquier caso, lo que no está garantizado en un encierro es lograr mayor esplendor y vistosidad con cambios en su recorrido; ya sea por imitar la fórmula más televisiva o porque termine en una nueva plaza de toros. El esplendor o la vistosidad de un encierro sólo depende de su protagonista principal: el TORO.

Recuerdo un año, hace tiempo ya, que coincidieron los encierros de Ciudad Rodrigo y Valdemorillo. Entonces no hubo duda en la elección: la inmensa mayoría nos fuimos para Salamanca, a la vieja Miróbriga, aunque tuviéramos que dormir en el coche. Y lo hicimos, sobre todo, por el trapío de los toros que soltaban allí.

Sin embargo, ahora yo no lo tendría tan claro: mientras que Ciudad Rodrigo ha ido bajando el listón del trapío de los toros de sus encierros, Valdemorillo lo ha ido subiendo. Y sólo por eso, independientemente de las fiestas y del recorrido, el encierro de Ciudad Rodrigo está perdiendo esplendor y vistosidad al tiempo que lo gana el de Valdemorillo.

Siempre caen muy cercanas las fiestas de ambas localidades, pero no suelen coincidir. Valdemorillo las celebra para el 2 y el 3 de febrero (La Candelaria y San Blas) y programa los festejos taurinos de cara al fin de semana; mientras que la fecha del Carnaval es móvil, depende de la Semana Santa, pero viene a ser en días posteriores. No obstante, hay muchas posibilidades de que coincidan los encierros de estos dos pueblos en el 2013 (sábado 9 y domingo 10 de febrero) y, sobre todo, en el 2016 (sábado 6 y domingo 7 de febrero). Y yo me pregunto: si ambas localidades siguen con la misma tendencia actual a la hora de configurar sus encierros y contratar el ganado, ¿qué elegirán esos años la mayoría de los corredores: Ciudad Rodrigo o Valdemorillo?

(...)

Y, como seguimos con el almuerzo, ahora pueden opinar ustedes dejando un comentario.
...
Lagun.
...
...
NOTA: La autora de la fotografía que encabeza esta entrada es Sophie Ryckelynck, y está tomada del blog de Campos y Ruedos Con esta bitácora no tengo fines lucrativos y ruego se me permita mantener dicha fotografía; no obstante, será eliminada si así me lo solicita quien posea los derechos de autor.

21 comentarios:

Garrapo dijo...

En mi opinion, hay condiciones que es dificilisimo que se puedan susentar, es muy dificil, todos lo sabemos, que se construya una plaza de toros para que se amolde al circuito existente para correr toros, probablemente esto unicamente se daria en los encierros con mas historia de nuestro pais, es decir, unos 5 segun mi opinion ¿Pamplona, San Sebastian de Los Reyes, Tafalla, Arganda y Falces?

Otra cosa es los encierros que hemos perdido y ganado al modificar un trazado, en el caso de ganar, estarian Valdemorillo, que ha aportado un trazado apropiado para el lucimiento del corredor, ha subido el trapio del ganado al construir una plaza a la que determinados toreros no rehuyen ir y ha ganado en numero de corredores, que al llenar la calle arropan mas al ganado y permiten a los mas osados acercarse a la cara del toro, tambien estarian ahi Guadarrama, en este caso se ha pasado de un coso de piedra a uno portatil, pero que con este nuevo trazado tambien ha propiciado el desarrollo de increibles carreras o Leganes, que pasó de un circuito inmundo a un encierro de calidad.

En el caso de las perdidas pues yo pondría, en la zona centro un paso atras el que se ha dado este año en Colmenar de Oreja, o... poco más.

Desde mi punto de vista mientras siga bajando el trapio en el ganado de Ciudad Rodrigo y la progresion que viene desarrollando Valdemorillo, me sigo quedando con Valdemorillo.

Para mi seria impensable que se construyese una plaza nueva en brihuega y el encierro no atravesase la Plaza del Coso, o que se hiciese una plaza en Arganda del rey que evitase la Calle San Juan o en Ciudad Rodrigo que evitasen la Calle Madrid o en San sebastian de los Reyes se evitase la Calle Real, pero aun veo mas dificil que el politico de turno valore en alguna medida el trazado de un encierro para dar el permiso para construir una plaza de toros.

Es solo mi opinion.

Anónimo dijo...

Querido Lagun,yo no tengo tantos kilómetros a mi espalda como usted por lo tanto no puedo opinar de algo que desconozco,asi que voy a hablar de lo que conozco y en este caso es Valdemorillo.
Para mi es el primer encierro de la temporada y aparte de pillarlo con muchas ganas cada año creo que va mejorando en todos sus aspectos,tanto en organización,en el ganado y por supuesto en la calidad de los corredores,ya que se esta convirtirndo en cita obligada;por lo tanto a falta de conocer otros lugares(que ya conoceré) hoy por hoy para mi Valdemorillo es un sitio que merece mucho la pena.Un abrazo(Roberto)

LAGUN dijo...

Garrapo: pareces disentir, pero en el fondo vienes a decir, o desear, lo mismo que yo. Y de los políticos mejor no hablamos.

Roberto: salvo en el 2013 o en el 2016 tienes la oportunidad de compaginar Ciudad Rodrigo y Valdemorillo; y el Carnaval del Toro hay que conocerlo. Es visita obligada.

Un abrazo a ambos.

Anónimo dijo...

Analizando el caso de los dos sitios nombrados y en particular Valdemorillo, creo que el resurgimiento taurino se debe a la gran cantidad y calidad de sus aficionados a la fiesta, tanto popular, el encierro, como profesional, la corrida. Y casi mas a esto ultimo, porque si no dejara dinero la corrida de la tarde antes o despues pasaria factura al encierro.
Los resultados de la encuesta que ha estado esta semana en el blog lo aclaran.
Como ejemplo a lo que digo esta el pueblo de El Alamo, donde hubo unos años gloriosos de encierros con unas ganaderias de prestigio...pero, y por la tarde, ¿que pasaba por la tarde? Os lo podeis imaginar. Con el tiempo han recortado festejos, calidad e incluso han recortado recorrido que lo han dejado en una zona baja del escalafon de los pueblos de Madrid.

Chirrina

LAGUN dijo...

Hay ejemplos para todos los supuestos, Chirrina. Es cierto el caso que dices de El Alamo; pero también es cierto que hasta hace unos diez o quince años en Navalcarnero había unas novilladas con unos carteles que no eran gran cosa y, sin embargo, el encierro era tremendo. Y mira ahora lo que sucede en ese pueblo, incluso con plaza nueva y festejos de prestigio.
Me ratifico en el texto original: creo el TORO es el que marca la diferencia. Ahora bien, también te doy la razón en que si el organizador no tira "palante" no hay nada que hacer.

Anónimo dijo...

Creo que aqui se mezclan muchas cosas y muy interesantes. Lagun, a mi se me vienen a la cabeza muchas preguntas que dejo "pinchadas":

Por supuesto, para mi, antes que el recorrido está el TORO. En Sanse (por ejemplo) se puede mantener el recorrido, la plaza, la organización, las asistencias, la retrasmisión... todo lo que queramos. Pero ¿Qué pasa cuando año a año los toros que se llevan van perdiendo presencia? ¿En qué acabará? ¿Qué ha pasado este año en Ciudad Rodrigo? ¿Y en Guadalajara?

Por otro lado, ¿Nos resultaría atractivo el encierro de Guadarrama si no fuera por los toros que alli han corrido en los últimos 2 años? (Recordemos que Guadarrama sacrificó su plaza fija hace 2 años por una portátil).

¿No preferimos que en nuestro pueblo o ciudad se construya una plaza de toros aunque el encierro sufra una pequeña modificación en su recorrido? ¿Preferimos tener siempre plazas portátiles? ¿Qué es mejor para la Fiesta?

¿El encierro es espectáculo en si mismo o su existencia real se debe a la celebración de corridas de toros por lo que debería estar supeditado a la celebración de esta?

Y para acabar, una que os puede resultar polémica pero que ahi dejo: ¿Qué buscamos realmente en el encierro: el lucimiento del organizador del corredor, o del toro?

Juan Nuñez "Sentimientos"

LAGUN dijo...

Sr. Sentimientos:

En principio, me alegra coincidir con Vd. en que antes que el recorrido está el TORO. ¡Fundamental!

Partiendo de ahí, creo que la construcción de una nueva plaza de toros, en principio, conlleva un interés por dar festejos taurinos, o consolidar la programación de festejos taurinos ya existente, o dar más festejos taurinos incluso; y eso siempre es positivo. Pero eso no es fundamental para ofrecer un buen encierro (ejemplo: Navalcarnero). Hay pueblos que siguen con su plaza desmontable, dando buenas novilladas y, con ellas, buenos encierros (ejemplo: Arganda).

Yo pienso que la cuestión está en la pretensión del organizador a la hora de decidir su feria, independientemente del tipo de plaza. Si el organizador quiere corridas de toros y con toreros de la parte alta del escalafón, tendremos toros sin presencia porque así lo exigen esas figuras; ya que la mayoría de las plazas son de tercera, incluida Sanse. Caso más grave es el de Guadalajara, que es de segunda y podían hacerse más fuertes, pero las figuras mandan ahí como en “casi” todos los lados.

En cambio, si se montase una buena feria de novilladas, el organizador podía ganar en independencia a la hora de elegir ganaderías y trapío de los novillos. Sé que hay novilleros que también aprietan, pero no tanto como los toreros.

Yo, por supuesto, prefiero en mi pueblo una plaza fija, que trate de preservar el recorrido histórico del encierro (a ser posible, como decía en mi comentario) y, sobre todo, quisiera unos festejos en los que se contraten toros o novillos con presencia y trapío. ¿Puede ser todo? ¡Es difícil!

La existencia real de un encierro no tiene que estar ligada necesariamente a un festejo taurino. Y hay muchos ejemplos en Navarra, Aragón o Levante. Luego hay muchos otros casos en los que sí está unido a un festejo, pero en alguno ya se ha convertido en un espectáculo propio; caso de Pamplona y ... Aunque yo soy de la opinión que, esencialmente, el encierro necesita para su existencia de la legalización de las corridas de toros.

Y la última pregunta es muy personal, cada uno tiene sus propias ideas; pero creo que habrá otros textos más apropiados para entrar en ello.

Y usted que opina, Sr. Sentimientos; porque mucho preguntar mucho preguntar, pero no se moja.

Anónimo dijo...

Bueno, cero que la premisa que señalo de que lo primero es el TORO, da muchas pistas de por donde van mis opiniones, y el formular las preguntas que formulo, dice mucho de lo que opino. A saber:

Prefiero siempre plaza fija a portátil. Si el toro es un elemento imprescindible, la plaza, una buena plaza, debe ser un buen reflejo arquitectónico y social de la Fiesta. No hay campos de fútbol portátiles ni Iglesias portátiles ni monumentos portátiles.

Por otro lado. Si se van separando los encierros de las corridas de toros, creo que estamos separando el encierro de la esencia en la que se basa. Quizá se debería cambiar hasta el nombre. Fomentaríamos un encierro-espectáculo-deporte de riesgo sin más, sin AFICION detrás (otra palabra para debatir en el mundo - vida delos encierros)

Para terminar. Con la última pregunta no me refiero al hecho de por qué corremos, sino que creo que, como muchas veces se celebran y se corren encierros sin afición, al acabar, a lo que cada vez se le da más importancia es a la carrera de fulanito, menganito, la buena o mala organización, etc (sobre todo desde los medios de comunicación)sin prestarle casi atención a los toros.

Bueno, creo que he mezclado demasiados temas que igual no convienen ahora. Ya nos marcarás tú el ritmo querido Lagun...

LAGUN dijo...

Sentimientos: Se le ha olvidado a usted identificarse al final del mensaje. La próxima vez me veré obligado a mandar su comentario al limbo.

Cuando antes le he dicho que "la existencia real de un encierro no tiene que estar ligada necesariamente a un festejo taurino", me refería a lo que realmente ocurre hoy en muchos pueblos y, por otro lado, a lo que siempre ha habido. Le recuerdo a usted los ritos medievales a los que hacía mención en el texto anterior.

Cosas distintas son que nos gusten más los encierros, propiamente dichos, de reses que más tarde serán lidiadas y, por otro lado, lo que usted comenta de que algunos organizadores puedan fomentar un espectáculo-deporte de riesgo y que en ese juego entren algunos corredores.

También los hay que... (y algún amigo se va a enfadar con lo que voy a decir) ...que corren aprovechando el rodaje de un anuncio, ya sea para salir en escena o no. Yo nunca lo haría, pero sí hay quien lo hace.

Garrapo dijo...

Me gustaria dar mi opinion sobre el comentario que nos ha dejado el Sr. "Sentimientos"

San Sebastian de los Reyes ¿Qué pasa cuando año a año los toros que se llevan van perdiendo presencia? En este caso, no pasa nada, otra cosa seria que ese encierro se dejase de televisar, ahi, en ese momento bajaria un 50% la participación.

¿Nos resultaría atractivo el encierro de Guadarrama si no fuera por los toros que alli han corrido en los últimos 2 años? No, si la feria de Guadarrama se desarrollase con ganado de poquito trapio, por alli no aparecerian nada mas que los "junkies" del encierro.

Plaza portatil vs. plaza fija ¿Qué es mejor para la Fiesta? Pues para la fiesta, la corrida de la tarde en mi opinion es tan necesaria la plaza portatil como el coso fijo, cada uno de estos escenarios es necesario para un tipo de torero, unos deberian destinarse al torero que empieza y goza de poquisimas oportunidades y el otro para toreros mas asentados en la memoria del aficionado (¿existe?)

¿El encierro es espectáculo en si mismo o su existencia real se debe a la celebración de corridas de toros por lo que debería estar supeditado a la celebración de esta? El encierro deberia estar siempre supeditado a la celebracion de la corrida por la tarde, ya se ven algunos movimientos por parte de los aficionados de la Comunitat valenciana que compran autenticos corridones de toros para correrlos por las calles al modo castellano o navarro. Ellos estan dando los primeros pasos para lograr una independencia que en otras zonas me parece impensable.

¿Qué buscamos realmente en el encierro: el lucimiento del organizador del corredor, o del toro? La respuesta a esta pregunta, desde mi punto de vista, es muy simple, el corredor busca el lucimiento personal ante todo, pocas veces un corredor a disfrutado de la carrera que ha realizado un compañero, el espectador en un 80% busca el topetazo, el atropello, la cornada... y los medios de comunicacion el morbo y el personalizar este acto en la cara de 3 o 4 corredores.

Lo siento, es solo mi opinion.

Anónimo dijo...

Disculpo mi falta de firma. Las prisas solo son buenas para los ladrones y los malos toreros....

Sr. Garrapo:

Ha habido dos cosas que me han sorprendido:

Lo primero es el último párrafo de su comentario.
Me cuesta creer que un corredor de encierro no "disfrute de la carrera que ha realizado un compañero". Uffff. Eso es mucha tela eh?. Con esto si que pierde el encierro... y nosotros.

Respecto al hecho de que se corre "para el lucimiento personal de uno mismo"... ¿No hay otra forma de hacerlo? ¿Hay que recurrir a jugarse la vida? ¿Poca autoestima? ¿Qué es lo que hay que demostrar? ¿Por qué entonces se va al último pueblo de Madrid o Guadalajara o Jaén o Castellón a correr y no solo a los encierros televisados o "fotografiados"? En fin... esto es demasiado personal y todo es repetable, pero... bueno, prometo añadir un texto "curioso" al respecto...

Y no pida usted perdón por dar su opinión hombre, que es lo más bonito que hay, el poder tener distintas visiones.

Juan Nuñez "Sentimientos"

Garrapo dijo...

Sr. Juan Nuñez "Sentimientos", le dejo un par de preguntas que le acercaran un poquito mas a las respuestas a todas sus preguntas "¿No hay otra forma de hacerlo? ¿Hay que recurrir a jugarse la vida? ¿Poca autoestima? ¿Qué es lo que hay que demostrar? ¿Por qué entonces se va al último pueblo de Madrid o Guadalajara o Jaén o Castellón a correr y no solo a los encierros televisados o "fotografiados"?"

¿Cuantas veces ha visto usted al compañero que lleva en carrera en cualquier lugar en el que haya corrido y se encuentre a menos de 5 metros de las astas? Si no se ve al compañero ¿se puede disfrutar de su carrera en, por ejemplo, Algete?

¿Daniel Luque disfrutó de las dos faenas de Jose Tomás el otro dia? ¿para quien toreó Jose Tomás? ¿Alguno de sus amigos o compañeros le ha alabado a usted su carrera cuando ha terminado un encierro? ¿quiza le han cuando la han visto al dia siguiente por televisión? Si la mayoría de sus respuestas son NOes, ha dado usted con una respuesta que se acerca a mis planteamientos, perdon por la siguiente afirmacion si le ofende, pero este, el mundo del encierro, "encierra" unos egos desmesurados.

Siento LAGUN haber tenido este off-topic que nos aleja del tema orignal: Valdemorillo - Ciudad Rodrigo.

LAGUN dijo...

¿"Off-topic" qué?

Diga usted que se ha salido de la suerte y le entenderemos todos. Y, por cierto, sí: el tema era Ciudad Rodrigo "versus" Valdemorillo

Caballero de Lagardere dijo...

Yo siempre elegiré el Carnaval del Toro.
Por cierto me ha gustado la idea de la pinacoteca.

Anónimo dijo...

Ante todo felicitar a mi compañero lagun por poner en orbita su proyecto que realmente pinta muy bien.

En primer lugar me gustaria inclinarme por uno de los contendientes en la propuesta que nos haces en el encabezado de este apartado, Ciudad Rodrigo versus Valdemorillo. Ante todo vaya por delante que siempre acudire a Valdemorillo, aunque tengo que reconocer que no siempre fue asi, puesto que en años anteriores en algun caso de coincidencia, me decidi por las tierras charras, aunque entonces no estaba el recorrido conformado como lo conocemos hoy dia, los toros no tenian la clase de ahora y la participacion en los encierros de otros corredores era bastante escasa. Debemos reconocer que Valdemorillo dio un tremendo salto gracias al apoyo incondicional de un pueblo y al trabajo y algo mas, de una peña que año tras año, venian recojiendo con los brazos abiertos a todos esos jonkies, que año tras año nos desplazabamos hasta su pueblo. Hasta hacernos sentir "casi" como uno mas de su grupo. Partiendo de esta base, y ya que este comentario parte de un almuerzo despues de un encierro, voy a poner algo en valoracion a la que creo no se le ha dado la importancia que tiene, el despues del encierro. En valdemorillo aparte de ser uno de los primeros del año, existe un "despues del encierro" de los mejores que hay en la actualidad. Con dias memorables e inolvidables para muchos de nosotros, cosa por la cual yo perdono en algunos casos "ese pequeño pecado" de faltas de trapio o "jugarretas" de la organizacion a la hora de la eleccion de los toros que correran por las calles. Porque pongo en una balanza, creo equitativa, las dos cosas y todavia gana la amistad y el cariño que tengo a sus gentes.

En cuanto a las cuestiones que ha presentado el sr. Sentimientos sobre si el encierro es un espectaculo o si por el contrario esta supeditado a la corrida, entiendo que siempre debe estar supeditado a una lidia, bien sea una corrida o a un concurso/exhibicion, pero es que esta dos modalidades son profesionales y remuneradas, pero nos olvidamos de otra forma de lidia que es la popular y originaria de las otras dos, y ahora voy a estar de acuerdo con el amigo garrapo cuando dice y bien, que Valencia y Castellon tienen la llave de la celebracion de los mismos, aqui tenemos el ejemplo bien claro de los ultimos dos años, donde encierros como Onda o Vall d'uxo van a colocarse en la cabeza de encierros importantes en España, (entendiendo como importantes la valoracion ente la participacion de corredores, recorrido, trapio y nombre de las ganaderias) sin tener necesariamente que realizare a posteriori una lidia ordinaria. Aunque estos ultimos gozan de la ventaja de que llevan celebrandose este tipo de lidias, sin atrofiarse y partiendo de unas mismas raices muchisimos años, cosa que en el resto de España no ocurre.

En cuanto a otra de sus preguntas en cuanto a lo que se busca en un encierro, creo que siempre debe de ser el lucimiento del toro, pero es que en un encierro para que haya un buen lucimiento del toro tambien debe haber corredores que permitan mostrar, al igual que despues en la corrida, lo que el animal lleva dentro, y para ello debe haber lucimiento de estos ante las astas, al pisar terrenos donde normalmente manda el toro y manejar distancias cortas provocan la embestida , la indiferncia o la espantada del animal, lo que da una idea de las casta del animal. Pero como en cualquier otra cosa, hay distintos niveles. Evidentemente las distancias que pueden manejarse en unos encierros no son las mismas que en otros o incluso en encierros muy largos en mts. donde puede haber distintas distancias dentro de la misma manga, caso de Pamplona, Tafalla, Arganda o Sanse por utilizar algunos ya nombrados. Y al igual que las distancias a manejar no son las mismas el lucimiento del corredor tampoco, vease el ejemplo de Pamplona o Sanse, en las que siempre se ha hablado de las Estafetas, dejando a un margen casi olvidado, calles tan meritorias como Sto. Domingo o Real. Por supuesto el lucimiento del corredor es parte fundamental del lucimiento del toro, dentro de cada encierro.
Al comentario de Garrapo refiriendose a lugares como Guadarrama o Valdemorillo, en los que sino existiese un trapio serio por las calles solo acudirian los jonkies del encierro, quiero trasladar esta pregunta ¿Que hariamos con lugares que todos concocemos y que por falta de medios economicos, la mayoria de las veces, no pueden disponer de un vallado muy serio, un recorrido espectacular o unos toros con suficiente trapio? ¿Los dejamos desaparecer?, sobre todo si ademas coincide en dias de sequia donde no hay otros sitios a donde acudir a echar una carrera y juntarte con los amigos, creo y soy de los que pienso que mejor algo que nada, aunque todos desearamos que estos fueran mejorados hay que ser realistas y al menos defender lo que queda y la mejor forma de hacerlo es acudiendo a esos sitios, aunque sepamos de antemano que no vamos a obtener ninguna satisfaccion personal y a lo peor si un mal recuerdo. Entiendo por sus opiniones que usted no es de los que comparten esta idea, y que su aficion por el encierro se limita a lugares donde el toro puede transmitirle algo, caso de los mas nombrados y donde ademas hay una mayor cobertura informativa. Me parece bien, dejenos a los jonkies los demas que ya sacaremos algo bueno de ellos, si algun dia llega la oportunidad, y despues se lo contaremos dandole envidia sana.

En todo caso si estoy de acuerdo en algo con Garrapo, como es el hecho de que los medios de cumunicacion buscan en su gran mayoria ese morbo especial que produce el fracaso para el corredor en este juego entre la vida y la muerte, mas aun si ese fracaso termina en tragedia, entonces el exito esta asegurado, pero porque la gran mayoria de los espectadores es lo que mas demanda, aunque me duela reconocerlo esto es asi, vease ejemplos clarisimos en Pamplona, el dia despues del desgraciado encierro del Marques de Domecq, agotadas todas las tiradas de periodicos y en sanse el tambien dia tragico del tapon, la infinidad de televisiones que pululaban por las calles como ratas a la busca de las imagenes y opiniones de ese dia. Esos dias la informacion recorrio medio mundo.

Tambien siento no estar de acuerdo con Garrapo en otra de sus afirmaciones, en las que dice que ningun corredor disfruta de la carrera de otro. Que triste tiene que ser su existencia sino tiene la capacidad de admirar a un compañero que esta disfrutando de una carrera espectacular, ¿acaso no querria cambiarse por él? A mi me encantaria en muchisimos casos, al igual que a muchos de mis compañeros cambiarse por mi en otros. Dificimente puede entenderse la filosofia del encierro y todo lo que conlleva a su alrededor, entre ellas el origen de este parrafo que nos ofrece Lagun que nace en un almuerzo entre amigos despues de correr un encierro, si se carece de ese sentimiento.

Siento la extension pero como tengo pocas oportunidades de opinar en estos sitios cuando lo hago son muchos los que me llevan ventaja y muchas opiniones a las que dar mi replica.

tambien siento desviarme del origen de este texto, y por ello pido perdon a Lagun en ocasiones venideras espero no hacerlo.
Un saludo. Papi.

raul-salamanca dijo...

yo siempre sere de mirobriga por encima de casi lo que sea

Garrapo dijo...

Antetodo dar mi bienvenida por este lugar al Sr. Papi, tambien me gustaría dejar claro que ni busco polémicas vacías de contenido ni busco enemistarme ni faltarle al respeto a nadie en este almuerzo improvisado, sino explicar el matiz en la escala de grises que tiene mi visión en una serie de preguntas que nos dejó el Sr. Sentimientos y a las que he tratado de dar respuesta, sólo desde mi punto de vista, dbido a que para mi, nada en la vida es blanco o negro, sino un amplio abanico de grises en diferentes tonos.

Usted plantea las siguientes preguntas: "¿Que haríamos con lugares que todos conocemos y que por falta de medios económicos, la mayoría de las veces, no pueden disponer de un vallado muy serio, un recorrido espectacular o unos toros con suficiente trapío? ¿Los dejamos desaparecer?" Mi respuesta es contundente: NO ¿Por qué? Porque cumplen un papel dentro de el mundo del toro y al igual que existen becerradas, novilladas y corridas de toros, tambien es necesario que existan diferentes escenarios donde correr toros, vacas, novillos o becerros, y en los cuales cada uno vaya midiendo sus fuerzas con diferentes animales.

"Entiendo por sus opiniones que usted no es de los que comparten esta idea, y que su afición por el encierro se limita a lugares donde el toro puede transmitirle algo, caso de los mas nombrados y donde ademas hay una mayor cobertura informativa." Creo que, o no me ha entendido o ha malinterpretado en exceso mi comentario, anque si es cierto que voy, hoy por hoy, a los lugares donde el toro pueda transmitirme algo, eso es cierto, la cobertura informativa me trae al pairo. Esto es un mundo de sensaciones que cada uno vivimos a nuestra manera.

Usted afirma con rotundidad lo siguiente: "Tambien siento no estar de acuerdo con Garrapo en otra de sus afirmaciones, en las que dice que ningun corredor disfruta de la carrera de otro" entonces, me veo en la obligación de recordarle que yo no he utilizado la palabra NINGUN, mas que nada porque la verdad absoluta no existe, mis palabras fueron las siguientes: "...el corredor busca el lucimiento personal ante todo, POCAS VECES un corredor ha disfrutado de la carrera que ha realizado un compañero... " Sigue afirmando lo siguiente: "Que triste tiene que ser su existencia sino tiene la capacidad de admirar a un compañero que esta disfrutando de una carrera espectacular" Yo, por lo triste de mi existencia, bastante tengo con controlar la velocidad que trae el toro, el que no haya nada ni nadie en el suelo que me haga perder la verticalidad, el tratar de entrar en astas sin estorbar al que va detras de mi pero tratando de obligarle a que me deje el lugar que trae para ocuparle el sitio, como para ademas disfrutar de la carrera que esta realizando otro corredor, si usted tiene esa capacidad, le admiro y me gustaria que nos explicase como se puede conseguir eso, y disculpe la puyita que le acabo de dejar, pero o me he explicado muy mal o soy un triste incomprendido.

Sr. Papi, ha sido un placer inmenso saber que sus opiniones tambien se vertiran en este blog y que compartirá sus opiniones con el resto de "junkies" del encierro, porque cada vez hay menos sitios donde almorzar entre amigos a los que no es necesario poner cara.

Y ahora Sr. Lagun, sirva de disculpa por haberme ido de la suerte y haber abusado de su espacio, este bello pasaje de uno de mis autores de cabecera.

"Llovió durante toda la tarde en un solo tono. En la intensidad uniforme y apacible se oía caer el agua como cuando se viaja toda la tarde en un tren. Pero sin que lo advirtiéramos, la lluvia estaba penetrando demasiado hondo en nuestros sentidos."

"Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo" - Gabriel Garcia Marquez (1955)

LAGUN dijo...

En primer lugar, quisiera agradecer la incorporación a esta bitácora de todos los “corredores de encierros” que entráis a visitarla y, especialmente, a los que os hacéis presentes dejando un comentario. Doy, por tanto, la bienvenida a Raúl, de Salamanca, y a mi amigo Papy, que ya veo que viene con ganas de escribir. ¡Gracias, compañeros!

Por otro lado, quiero dar las gracias a Caballero de Lagardere por su comentario sobre la sección “Pinacoteca” que he incorporado a la barra lateral. Se completará con otras obras y complementará con otras artes.

Y, finalmente, os comunico a todos que a lo largo del día de hoy, viernes, incorporaré una nueva entrada a la bitácora. No pretendo con ello cortar esta serie de comentarios, que continuará abierta mientras que blogger no obre en contra, pero debo seguir adelante y, poco a poco, ir incorporando contenidos.

Anónimo dijo...

Partiendo de que nuestro denominador común es y debe ser siempre el TORO, por favor, no me toqueis Arganda, nome toqueis Arganda, que me pongo malo sólo de pensar que a alguien se le ocurra tocar el tema de mover la plaza de sitio, ya cualquiera de los lugares donde pudiera ocurrirsele a alguien ponerla, perderíamos totalmente nuestro encierro.

Ejemplos hay muchos, claro que si. Pero esta sería la mayor de las perdidas, sin duda, para alguien que siente el encierro de esta localidad como yo y muchos de vosotros, estoy seguro.

A la vista está, que el año pasado, cambiamos las estructuras de nuestra plaza, ya que eran demasiado viejas, y a nuestro alcalde no se le pasó en ningún momento el cambiar la plaza, sino el continuar con ella, pero con nueva estructura, como decía, para así poder seguir guardando nuestro mayor tesoro, el encierro de la calle San Juan.

En cuanto a los demás, pues como siempre, para gustos los colores. Sanse es mi pequeña debilidad, y para mi perdió mucho encanto con el cambio, por la obras, de la calle Postas, pero de momento, sigue siendo cita señalada en mi calendario particular. Los toros, pues claro esta, dependen de que vayan por la tarde las "figuras", por eso el trapío del toro, cada vez es menos, una pena.

En fin, que este tema, es de los que me gusta hablar con una cervecita. Así que, espero poder hacerlo con alguno, o algunos de vosotros.

SUERTE!!

Alberto (Arganda)

Anónimo dijo...

Hola Lagún, un placer saludarte y te felicito por este blog que "pinta" tan bien.

Gracias de antemano por dejarnos este espacio para expresar nuestras preguntas y opiniones.

El tema de los encierros es polémico como últimamente viene siendo el tema "toros" en general.

En mi humilde opinión creo que quien tiene la visión más completa es el corredor de encierros. Aunque parezca una perogrullada, es el que mantiene el espíritu y la base fundamental para que se den todos los elementos: si en encierro es interesante, su recorrido está bien planteado y hay "TOROS"y no piltrafas o restos de serie (como en las rebajas), está bien organizado, etc los buenos corredores acudirán un año tras otro, engrandeciendo y consolidando su celebración. En ello se basa la tradición de un festejo.

Si estos factores permanecen, digo yo que los que contribuyen a su organización (peñas, ayuntamientos y sus políticos, ganaderías, etc.) se cuidarán muy mucho de modificar arbitrariamente los recorridos, la adquisión del ganado o de cualquier otro factor que vaya en detrimento del espectáculo. Como dices en el texto refiriendote a las palabras de Felipe II: "el goce y la alegría de la población", se arriesgan desde luego a que se vaya empobreciendo la asistencia de buenos corredores que buscan calidad y por tanto de que la gente no acuda a verlo (que al fin y al cabo son los contribuyentes y votantes). Ya se que el sentido común no abunda, pero tengo esperanzas en que se recupere la calidad del encierro de Guadalajara o de otras poblaciones que han visto cómo sus encierros se deterioraban poco a poco por intereses urbanísticos o de otra índole.

Desde luego el riesgo es grande, perder la manifestación de la fiesta que forma parte de la cultura de esa ciudad o pueblo o región no creo que sea del agrado de la gente a la que le importa que las fiestas de su pueblo sean de categoría, aunque la corriente antitaurina esté cada vez más presente.

Contestando a la última pregunta de Juan Núñez "Sentimientos", lo que busco en un encierro es "emoción" y eso lo da la armonía de tres cosas: que haya "toro", que esté bien organizado el encierro y que se luzca el corredor que para eso va, sea cual sea el motivo de porqué se la juega.


Media Verónica

LAGUN dijo...

¡Bienvenida "Media Verónica"!

Como paso de seguir la imposición de la Ministra de Igualdad, seguiré las más ilustradas indicaciones de la R.A.E. y, en base a ellas, te doy las gracias por pasar a ser miembro de esta bitácora.

Te espero todas las semanas aquí.