9/1/09

Premios al MEJOR corredor


En uno de mis habituales naufragios por internet varé en un foro de festejos taurinos populares y allí encontré un mensaje en el que el remitente se hacía eco del rumor que circula por SanSe referente a que el jurado de la Peña “El Remedio” de dicha localidad ya ha alcanzado un acuerdo para elegir a los ganadores de su tradicional premio al “Mejor Corredor de Encierros” de las Fiestas del Cristo de los Remedios 2008.

Vaya por delante, en primer lugar, mi respeto a la decisión de dicha Peña de otorgar todos los años esos premios. Y, en segundo lugar, quiero expresar mi convencimiento de los méritos que atesoran los corredores que pudieran ser premiados.

Aclarado lo anterior, quiero decir que, desde mi exclusivo punto de vista, no considero que sea una buena iniciativa convocar ese tipo de premios al MEJOR corredor de encierros. Es por ello por lo que, al hilo de ese rumor, no voy a perder la oportunidad de realizar una crítica, aunque constructiva, a la concesión de trofeos como esos. Algo que, por otro lado, también se viene haciendo en otras localidades (léase Collado Villalba o Tordesillas, por ejemplo).

Mis razones para no compartir la idea de dar un premio al MEJOR corredor son varias.

Desde el punto de vista de los participantes, significar a un solo corredor como el mejor rompe con la idea de grupo que siempre debería definir a los corredores de encierros. No es que esté abogando por la idea del anonimato a ultranza ni por la de uniformidad en la vestimenta; defiendo simplemente los principios de colectivo, compañerismo e igualdad, y esos preceptos chocan frontalmente al elegir a un corredor como el mejor entre todos.

Por otro lado, todos sabemos, y así lo reconocemos, que hay una baraja de compañeros que habitualmente consiguen carreras más ajustadas y largas que el resto, pero dar un trofeo en base a criterios objetivos es obviar la vertiente subjetiva de cada corredor. Y, si un encierro es el acto de conducir unos toros hasta encerrarlos en un corral, no necesariamente contribuye más y mejor a esa labor quien realiza la carrera más larga o la más ajustada.

Además, por el hecho de dar un premio al mejor corredor se abre una posibilidad, aunque parezca remota, para que se entable una competición entre corredores, lo que podría acarrear consecuencias perniciosas.

Si un corredor, aunque sólo fuese uno, tuviese la tentación de participar en un encierro con la idea de optar a ganar un premio podría ocasionar situaciones como las siguientes: podría entorpecer el buen desarrollo del encierro si actúa pensando exclusivamente en su lucimiento; podría poner en peligro la integridad física de otros compañeros si apura innecesariamente situaciones límites; y, como un último ejemplo llevado al límite, si hubiese algún corredor que ansiase ese premio y pensase que hay otro que tiene posibilidades de “arrebatárselo”, podría llegar a la locura de obstaculizar de forma intencionada la carrera de quien considera que es su rival al triunfo.

Y esos ejemplos de situaciones nocivas y peligrosas aumentarían exponencialmente en el caso de que fuesen más los corredores que participasen con la mencionada intención.

¿Qué puede parecer inconcebible que un corredor participe en un encierro con la idea de ganar un premio? A mí no me lo parece. La mente humana es un laberinto plagado de recovecos en los que pueden anidar todo tipo de ideas.

Seguro que los premiados en SanSe, o los premiados en otras localidades, no participaron con la idea de ir a ganar un premio. Pero son muchos los corredores que entran en la manga y ese tipo de premios sólo puede provocar que en la mente de alguno/s broten tentaciones nada deseables.

Al margen, no entro a valorar los malos rollos que entre compañeros se pueden generar cuando algún corredor considere que él ha sido merecedor al premio y, por contra, la elección haya recaído en otro. Que algo de eso ha habido este año a consecuencia del premio en la localidad de Collado Villalba y los comentarios que se oyeron a posteriori fueron lamentables.


Desde el punto de vista del encierro en sí, convocando premios al mejor corredor se puede contribuir a desvirtuar la original naturaleza del encierro.

El encierro debe ser un festejo, un acto dentro del marco de unas fiestas con una participación colectiva, popular y desinteresada. Pero, tal y como decía anteriormente, si se convoca un premio al mejor corredor se está abriendo, aunque sea mínimamente, la espita de la competición y a convertir el encierro en un acto clasista, elitista, competitivo y, por tanto, interesado.

Alguno pensará que exagero, pero recuerdo como empezaron los concursos de recortadores, con unos simples trofeos a nivel local, y ahora lo que tenemos son unos concursos superorganizados, en los que se cobra a los espectadores una entrada (y no barata por cierto), con una participación muy cerrada y con algunos concursantes que son ya auténticos profesionales. ¿Y qué decir de los llamados grupos de arte? De todo menos populares y desinteresados.

No es que esté divisando en el horizonte unos “concursos de corredores” (o, a lo peor, sí); lo que me preocupa es el concepto de encierro que estamos transmitiendo a los más jóvenes. Me inquieta ver en los foros que, asociado al mecanismo de los concursos de recortadores, se abren entradas para opinar sobre quienes son los mejores corredores de encierro, quienes conforman la élite. Y me horroriza contemplar como en los más jóvenes arraiga la idea de que el encierro es una especie de deporte de riesgo y, además, competitivo; me aterra que lleguen a desear una “The Bull Runners Champions Cup”, tal y como he tratado de ilustrar con la imagen que encabeza este texto.

Del concepto de festejo al de competición, de la imagen de popular a la de élite, de la noción de colectivo a la de clasificación y de la idea de desinterés a la de interés, éxito, fama y, como consecuencia, casos de profesionalidad o semiprofesionalidad sobrevenida. Y a eso estamos contribuyendo todos con nuestra forma de actuar en los últimos años y también quien convoca premios al MEJOR corredor, aunque seguro que es de forma involuntaria.


Y, por último, no me olvido de la repercusión que este tipo de premios al mejor corredor puede llegar a tener sobre el único protagonista del encierro, que es el TORO y no los corredores.

Con este tipo de premios se tiende a centrar la atención en el corredor y se arrebata al toro su condición de único y exclusivo protagonista del encierro.

Y, si ya es incorrecto considerar que los protagonistas del encierro son el toro y el corredor, ambos por igual, lo que resulta un error clamoroso y reprochable es que se llegue a colocar al corredor por encima del toro (quiero recordar que hay un famoso y televisivo corredor que tiene dicho, y firmado en su web, que el corredor es el verdadero protagonista del encierro).

Si al toro le arrebatamos su condición de único protagonista del encierro y, en cambio, entronizamos al corredor, nosotros mismos, aficionados y corredores, estamos “cosificando” al toro, utilizándolo como un objeto; y, con ello, estamos dando más argumentos a quienes son nuestros enemigos declarados.

Los días de encierros están contados si no respetamos al toro, si nos centramos en la figura del corredor, si remamos en la misma dirección de compañeros que se declaran verdaderos protagonistas del encierro y que, aprovechando su fama de buenos corredores, acaparan espacios televisivos y demuestran con sus actos que ven en el encierro la posibilidad de poder obtener algún tipo de beneficio económico.

Alguien me podrá decir que vivimos en el s. XXI, que esta época no es la de los ritos, que ahora vivimos en la era del espectáculo. ¡Sí, lo podría llegar a aceptar! Pero la tradición de los encierros no tiene sentido si al toro no le colocamos en la parte central y más alta del escenario de ese supuesto espectáculo. Y no es eso precisamente lo que se está haciendo con la entrega de premios al mejor corredor.

Si al menos se entregase el primer premio, el más importante y el mejor dotado al toro o a la corrida haya realizado el mejor encierro...

Por ello (y aquí viene la parte constructiva), propongo que, cuando se convoquen ese tipo de trofeos a corredores, se otorgue cuando menos un primer premio, el más importante, al toro o a la corrida que haya realizado el mejor encierro. Luego, por debajo de ese, que se den otros trofeos menores a corredores si se quiere. Yo seguiré sin aprobarlos, pero al menos se hará algo de justicia con el que siempre debe ser el único protagonista del encierro.

Claro que todo esto sólo es mi opinión. Y éste es mi deseo:

Hacer entrega de una copa a todos los corredores que hayan participado en encierros durante el año 2008. Sí, UNA COPA, pero de éstas...


¡¡¡Por TODOS los corredores de encierros!!!




13 comentarios:

cuasca dijo...

A parte de lo que Ud. comenta, yo remarcaria el hecho de que para que esos grandisimos corredores esten siempre "ahi" son necesarios otros muchos que esten en segunda, tercera o cuarta fila, como poco, y que son tan importantes como ellos mismos, ya que sin los segundos los primeros serian presa casi segura.

Garrapo dijo...

¡Que razon tiene usted, Señor Cuasca!

Anónimo dijo...

Si señor amigo Lagun, si señor, esta todo perfectamente explicado y dandole a cada cosa su nombre. Hace ya varios años que yo mismo critico la actuacion de esta peña con respecto a su ya famosa (en Sanse por lo menos) entrega de premios a los corredores, criticas que me hacen quedar ante la mayoria de amigos aficionados de mi pueblo, como "el rarito", porque no comparto esas ideas, porque no espero de forma ansiosa los resultados de tal eleccion, y por supuesto porque no asisto a los actos que se preparan en un salon con cena incluida, (previo pago) para entregar dichos trofeos, aunque la mayoria de las veces sean amigos mios muy cercanos los que lo obtengan.
No puedo compartir con usted, su opinion sobre que esto (el encierro) pueda llegar a degenerar de tal manera, aunque sea muy lejana, y que se convierta en un acto elitista y que solo pudieran llegar a disfrutar unos falsos profesionales o semiprofesionales, porque pienso que mientras yo este aqui, y muchos como usted, jamas permitiremos eso, no lo impediriamos por fuerza, evidentemente, pero si lo haremos formando a sucesiones de generaciones a las que estamos "obligados" a enseñar y formar en las verdaderas creencias del encierro, sus tradiciones, sus origenes y los motivos que nos llevan cada mañana a seguir levantandonos para ponernos frente a los toros. Gracias a Dios, existe hoy dia una estupenda cantera, que si bien los motivos que les mueven a correr los toros, quizas se alejen un poco de los motivos, digamos romanticos, que nos mueven a alguno de nosotros, estoyseguro que en el fondo todos sabemos a lo que "jugamos" y con que "jugamos", muchos de nosotros hemos podido vivir muy de cerca el doloroso episodio que nos ha tocado este año, haciendonos plantear cuestiones que antes quiza no teniamos tan presentes, y haciendo entender a muchos de esos jovenes que ven las cosas de otra manera que estan equivocados, esto no es un deporte de riesgo, aunque este, este presente en cada mañana o tarde taurina. Los premios son y deben ser algo que debe estar muy abajo en la escala de valores que un corredor puede tener de un encierro, si no fuera asi, dudo mucho que esos personajes lleguen a disfrutar de verdad de "correr un encierro"
Un SI rotundo al hecho de darle de nuevo al toro el protagonismo que merece. Es cierto que en muchos sitios ese valor se ha olvidado, pero eso no viene dado solo por los premios, viene pautado por muchas otras cuestiones. Aunque siempre seria bonito reconocer un precioso toro o uno muy bravo mediante un premio. Dudo que lo hicieran porque para "la otra gente" priman otros intereses en muchos casos economicos antes que uno que para ellos es una simple herramienta a la fama o Dios sabe a que otros intereses.

Fantastica entrada.
Un saludo. Papi

Anónimo dijo...

Muy interesante esta entrada Sr.Lagún,aunque le pueda generar alguna polémica por parte de los premiados,pero si me permite le voy a recordar una frase que alguien que usted conoce me dijo hace tiempo:"La mejor carrera es la que te permite volver a correr al dia siguiente".Un saludo(Roberto).

ivan fuenla dijo...

Señor Lagun, otra magnifica entrada, en la cual expone cosas que aunque parezcan inimaginables ya estan sucediendo y que este año hemos podido presenciar, como es la de estorbarse entre tres corredores y llegar al punto de hacerse caer en la cara de un toro, por poder optar al premio de mejor corredor.

Cosas tristes que entren en la cabeza de muy pocos, pero que hay estan.

Piques, comentarios e incluso caidas que hacen que esto degenere en lo que no es, degenera en falta de compañerismo y amistad, que es uno de los principales motivos por los que a algunos se nos sigue despertando ese gusanillo en el estomago los dias de encierros, un saludo y apunto la frase que escribe Roberto, me ha encantado

LAGUN dijo...

Un saludo a todos, compañeros. Veo que alguno/s va/n reincorporándose después de las navidades.

Y, en especial, para Roberto: va a ser que sí conozco a quien te dijo esa frase.

ToroAlcarria dijo...

Bueno Lagun, mi enhorabuena por la elaboración de tus post, sobre todo, por hacer crítica constructiva y no criticar por criticar, que de eso personamente me toca sufrir mucho.
En esta ocasión me vas a permitir que discrepe. Para mi, es bueno para el encierro que se otorgue un premio... quizás no al “mejor corredor” y sí a la carrera más bonita, pues lo primero da o puede dar publicidad al encierro y lo segundo en cierta manera se reconoce todo lo que el encierro lleva (riesgo, conocimiento del toro, temple, respeto…). Dicho esto diré, por esto mismo, que por todo lo que lleva el encierro y por conocer y saber como y qué piensan la mayoría de los asiduos corredores de encierros diré que se desmonta todas las reflexiones sobre la posible competición. No creo, ni por asomo, que muchos de los que todos conocemos, entren en competición… ¿otros sí? – puede, pero entonces no los llamemos corredores, sino oportunistas y es más, creo que ni otros (personas que habitualmente no corran encierros) se arriesguen tan solo para ganarse un premio. Tampoco creo que se le quite protagonismo al toro ni mucho menos, de todos es conocido los encierros limpios (sin percances) de los Victorino, y por eso no dejan de ser Victorinos, incluso me atrevería a decir que tendría más protagonismo ver “la mejor carrera” delante de tal o cual ganadería. Sí estoy contigo en seguir luchando por el respeto y parte central de cualquier acontecimiento taurino al TORO. Tampoco estoy contigo en dar un premio al mejor toro que corre el encierro…pues después de un rato pensando no logro ver qué cualidad debe tener este animal, ¿es mejor un Victorino que un Cebada?, esto sí sería desmerecer al toro, pues nos pongamos como nos pongamos, la bravura de un animal se mide en la lidia tradicional (caballo, banderillas y la resistencia en la muleta). Siento la extensión de mi opinión, y nuevamente te felicito por este oasis dentro de los festejos populares.

LAGUN dijo...

Amigos de ToroAlcarria:

Lo ponía al final del texto: "...Claro que todo esto sólo es mi opinión..." Y si para mí pido respeto, a vosotros os lo otorgo directamente aunque seáis discrepantes: publicado queda el comentario y reflejada vuestra opinión sobre este tema.

Os hago llegar todo mi apoyo tras el reciente ataque informático que habéis sufrido y, de cara a la próxima temporada, os deseo ánimo y tesón para que mantengáis ese nivel tan alto de calidad en vuestra web.

Un abrazo.

ToroAlcarria dijo...

Claro Lagun que es tu opinión, tan validad como la de cualquier otro, pero con el grado de calidad de alguien que lleva tan bien este magnífico blog. Ni que decir queda que el respeto a tu opinión y hacia cualquier persona que opina es ABSOLUTO. Repito, es un placer seguirte.

xavier dijo...

cien x cien contigo lagun y me apunto al brindis del final

Teo dijo...

Una vez más ... totalmente de acuerdo, compañero.

Yo también levanto mi copa por tod@s vosotr@s.

¡¡¡ Ya falta menos ... pa´ SAN FERMÍN !!!

Anónimo dijo...

estoy totalmente de acuerdo contigo lagun... También me ha encantado la puntualización de Cuasca y es más, añadiría que de tener que premiar a alguien lo haría a las ganaderías y al toro, principal protagonista de los encierros.

me uno al brindis e invito a un buen almuerzo de huevos fritos con todo! jajajajaja

que todos tengamos mucha suerte en las carreras de este año.

brj

LAGUN dijo...

¿Qué tal, "brj"?

Vi tu mensaje en Debadarrak, pero no te dejé una muestra de agradecimiento para no repetirme tras la que había dejado antes a otro forero. No obstante, a tí también te agradezco tanto las palabras que me dedicabas allí como el comentario que has dejado aquí.

Un abrazo.