26/4/10

Tentativa de hacking por un antitaurino


Un hacker está atacando la blogoesfera taurina desde hace semanas, y el pasado viernes lo intentó con esta bitácora.

Gracias a que informaron de ello los compañeros que han ido siendo víctimas del hackeado de sus blogs, no caí en el correo trampa que me encontré en mi buzón. Si no hubiera sido así, reconozco que habría picado el anzuelo de ese correo que, aparentemente, me remitía “Blogger” y, a estas horas, quienes hubierais entrado a visitar esta bitácora os habríais encontrado para siempre con una carátula fija de carácter antitaurino, con la famosa fotografía del manifestante animalista vomitando, algún slogan al uso, alguna frase despreciativa o insultante y, todo ello, enmarcado con la firma, dibujo o logo del autor del ataque.

El contenido de esta bitácora habría sido censurado y silenciado, y esa carátula habría quedado indefinidamente unida a esta dirección de internet, como una muesca más en el teclado del ordenador de este hacker justiciero de la causa animalista.

Sería inútil, tratar de dejarle a este señor algún mensaje argumentativo de lo improcedente de su acción. Para él, su causa está por encima de cualquier otra cosa, por encima incluso de la Ley y de normas tan fundamentales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 19º reconoce el derecho a la libertad de opinión y expresión, lo que incluye que todo individuo tiene derecho a “no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar, y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Él, este hacker, tiene su opinión. Y, según él, sólo es válida su opinión, sólo es defendible su opinión y sólo se puede difundir su opinión. Los demás, los que no pensamos ni sentimos como él, debemos callar, y si no lo hacemos, ahí está él para silenciarnos.


Podría haber dedicado la entrada de esta semana a hablar de cualquier tema referente al mundo de los encierros y del Toro. Podría haber hablado de un tema tan recurrente como la gravísima cogida sufrida por José Tomás, a quien deseo desde aquí una pronta y total recuperación. Podría, en fin, haber optado por silenciar el intento de ataque que he recibido con la esperanza de que, obviándolo, no se volviera a repetir. Pero he optado por denunciarlo públicamente para poner en alerta a otros compañeros, para decirles que no abran ningún correo que les parezca sospechoso, aunque lleve la aparente firma de “Blogger”. Para avisar de que sigue actuando este hacker antitaurino que nos quiere silenciar.

Y, desde aquí, toda mi solidaridad con los compañeros que ya han sido hackeados y han visto como su opinión era definitivamente violentada y censurada.

Lagun

13 comentarios:

sáhe dijo...

Enhorabuena por no haber caído en la trampa, hubiera sido para denunciarlo. Ojalá la gente dedicase su tiempo a construir en vez de destruir. Espero que tengas una copia de seguridad de la bitácora por si se emperran en hacer daño. Un saludo y gracias por alertar.

Anónimo dijo...

que vergüenza!
queda claro entonces el talante de muchos antitaurinos....
si es que en seta sociedad cada dia es mayor la ausencia del respeto mutuo.
bueno, ánimo Lagun.
creo que nos va tocar batallar en más de una. desde aqui volver a agradecerte tu labor. es una gozada leer tus entradas.

un fuerte abrazo y hasta pronto (este año espero que si...no?)

GORA SAN FERMIN!

brj

ROBERTO dijo...

Amigo Lagun,me deja usted sorprendido con la entrada de esta semana,mira que en la vida de esta bitácora me he encontrado con relatos sorprendentes pero como este,ninguno.Ojalá estos antitaurinos tomen ejemplo de muchos taurinos y aprendan a respetar.Un saludo y enhorabuena por seguir estando ahí pese a las adversidades.

SILVIA dijo...

Afortunadamente no todos los antitaurinos somos así, lo sabes.
Más que antitaurina, soy "anti maltrato animal", como creó te comenté en su momento.
Pero no entiendo estas tonterías, de verdad que no. Si no quieres leer o ver algo, no lo hagas y punto. Que nadie obliga. RESPETO Y TOLERANCIA con todo aquel que no piense como uno mismo. Personalmente me encanta tu espacio, en él he aprendido a ver la escena desde el otro lado y he conocido la historia del toro. Aunque a veces discrepemos, que por otro lado es lo divertido del asunto, jamás se me ocurriría boicotear tu blog. Ni por supuesto ningún otro. Pero ya sabes torerillo mío, hay gente pa' tó!!
Tu a lo tuyo y tó pa'alante.
Besazoooooooooooossssssss!!!!!!!

LAGUN dijo...

SÁHE: El aviso que dejaron los compañeros de “Toro, Torero y Afición” fue el que me puso en alerta y, justamente, el correo que me llegó era similar al que ellos dijeron. Por esa razón, para avisar a otros compañeros, he redactado la entrada de esta semana. Un abrazo.

BRJ: En este caso, es de justicia subrayar que hablamos de UN antitaurino, no de muchos. Y en lo que te doy totalmente la razón es en que el respeto mutuo debe ser el criterio mínimo y básico que debe regir la convivencia entre las personas.
Este año seguro que almorzamos juntos. Un abrazo.

ROBERTO: Por desgracia, esto ocurre. Un saludo.

SILVIA: Me ha hecho gracia como has terminado tu comentario. ¿Sabes que esa expresión de “Hay gente pa’ tó” que tú has utilizado es una sentencia famosa que en su día dijo un torero? Fue Rafael Guerra, “Guerrita” o “El Guerra”.
Yo también te mando un montón de besazos.

ROBERTO dijo...

Silvia,aunque no te conozco me parece muy acertado tu comentario,ya que por tus palabras se denota que tu si sabes respetar(A ver si toman ejemplo mas de uno).Un saludo.

Raúl dijo...

Es increible como aun puede haber gente tan intolerante quen no permite que otros puedan pensar y mantener opiniones contrarias a las suyas y anulan sus paginas para que solo salga lo que ellos quieren que se vea y se lea.
Vergonzoso.
Un abrazo y mi enhorabuena por haber salvado el blog.

SILVIA dijo...

Lagun: jajajaaa!! Pues no lo sabía, yo esta frase siempre se la escuché a mi madre. ¿Lo ves? contigo siempre se aprende algo nuevo. Besos!!
y ahora permíteme contestar a Roberto, ok?
Roberto: me educaron en base al respeto y la tolerancia, y así es como intento educar a mi hija. gracias por tus amables palabras. Me picó la curiosidad, creo que pasaré a conocerte... Un saludito!!

Cuasca dijo...

Enhorabuena por haber detectado y eludido el ataque. Como en su dia le comente, hace tiempo yo no tuve esa suerte y no solo es el trabajo lo que se va al garete. Gran parte de la ilusion lo acompaña.
Ahora ojo avizor y cuidadin con lo que uno recibe en su buzon.

LAGUN dijo...

Con ese cuidado andamos, amigo Cuasca.

Anónimo dijo...

Gracias por este magnífico post. Admirando el tiempo y el esfuerzo que puso en su blog y la información detallada que usted ofrece.

LAGUN dijo...

Se agradece el anterior comentario. Y me hubiera gustado personalizar este agradecimiento, pero no viene firmado con ningún nombre.
Un abrazo, no obstante.

Anónimo dijo...

Este fue un buen artículo para leer, gracias por compartirlo.