10/11/09

La tradición venció al diluvio


Francia nos recibió el sábado con una lluvia que iba creciendo en intensidad a cada instante. A la altura de Bidart era tanta la cantidad y la fuerza del agua que nos veíamos obligados a circular por la autopista a no más de 40 km/h., y al entrar en la zona del peaje nos encontramos con una auténtica laguna. Las malas previsiones meteorológicas para el fin de semana se estaban quedando cortas. Íbamos...

Viajando bajo la lluvia
Penando bajo la lluvia


Cuando llegamos a Saint Sever, todo eran malas noticias. Habían sido suspendidos tanto el abrivado como la corrida landesa, que eran los dos festejos programados para el sábado; y se temía muy seriamente por los del domingo: el encierro y el concurso de recortes.

Así pues, a falta de festejos taurinos, una de las pocas alternativas que nos quedaban era ir de bares. Que no es mala cosa cuando se anda entre amigos. Pero hasta eso, para los que somos fumadores, conlleva un problema cuando se viaja a Francia, pues está prohibido fumar en todos los locales públicos. Así pues, de uno en uno o de dos en dos, íbamos saliendo a la calle para aplacar nuestro vicio...

Fumando bajo la lluvia
Hablando bajo la lluvia


Al atardecer, en el Convento de los Jacobinos pudimos disfrutar, por fin, de uno de los actos programados para el fin de semana: el aperitivo y la cena de recepción a los corredores del encierro que prepara la Peña Jeune Aficion. Desde mi punto de vista, un acto de hermandad entrañable, pues es el momento de los encuentros, de los abrazos, las anécdotas, las risas, los comentarios...

La jodida crisis económica y las puñeteras previsiones meteorológicas provocaron que no se desplazaran hasta Saint Sever algunos de los compañeros asiduos a este festejo, pero tanto la barra como las mesas del salón de Los Jacobinos se fueron poblando poco a poco de gente; e, incluso, asistieron compañeros que nunca había visto por allí en los últimos años.

Al celebrarse en el interior del Convento, la lluvia no pudo interferir ni en las cervezas ni en la cena... ni en los cigarrillos, ya que hubo “fumata blanca” tras el postre; sin embargo, en el exterior, en el parking, una ligera llovizna sí que fue testigo de una escena de las que certifican una duradera amistad entre dos compañeros: uno de ellos, que conoce de manera muy especial lo que el otro está esperando para el próximo mes, le entregó a su amigo un obsequio, y los dos se abrazaron...

Rogando bajo la lluvia
Soñando bajo la lluvia


Tras la cena, sí es cierto que se echaron en falta a algunos de los compañeros más bullangueros, de los que todos los años suelen animar el ambiente en los bares, ya sea con sus CD’s o con sus cajas; pero no faltaron copas, risas, canciones ni fiesta en la noche de Saint Sever. C’est la “nuit de l’encierro”.

En el bar donde nos juntamos mi grupo de amigos nos dejaron fumar si nos colocábamos junto a la entrada y dejábamos la puerta abierta, lo que nos permitió comprobar, y sufrir, que la tormenta seguía descargando agua sobre Saint Sever. Aunque sólo sea de forma figurada, se podría decir que estuvimos

Cantando bajo la lluvia
Bailando bajo la lluvia


Nos habían comentando que la celebración del encierro podría depender de lo que ocurriera por la noche y aquello fue por momentos un verdadero diluvio. Así pues, cuando nos fuimos retirando a nuestros alojamientos, sólo la ilusión, que es lo último que se pierde, nos hacía albergar alguna esperanza de que finalmente se pudiera correr el encierro.


La mañana del domingo amaneció con fuertes chubascos que se iban sucediendo de forma intermitente, pero entre descarga y descarga se abrían grandes claros que iban alimentando la poca ilusión con la que nos habíamos acostado. Además, desde el recorrido del encierro llegaban los ruidos metálicos del montaje del vallado.

Fue sobre las diez y media, más o menos, cuando nos dieron la buena nueva que tanto deseábamos: aunque quedaba definitivamente suspendido el concurso de recortes por el estado del ruedo, EL ENCIERRO SÍ QUE SE CELEBRARÍA, ya fuese a su hora o en cualquier otro momento. La noticia fue de corrillo en corrillo.

Aún así, el pertinaz frente de lluvias lanzó un nuevo envite a las 12:12, porque se puso a llover de nuevo justo a esa hora, la señalada para el comienzo del encierro. Pero la apuesta de la Pena Jeune Aficion era ya de órdago, y ganaron la partida. Por fin, el Toro se hizo presente en las calles de Saint Sever...

Bramando bajo la lluvia
Volando bajo la lluvia.


El trigésimo aniversario de la Pena Jeune Aficion y la tradición taurina heredada en Saint Sever desde 1457 fue más fuerte que el obstinado enemigo atmosférico y al final la tradición venció al diluvio. Como dirían ellos, pues se merecen una deferencia a modo de homenaje:

La tradition a pris le dessus sur le déluge.
...
Lagun
(...)
(...)

19 comentarios:

Ivan Fuenla dijo...

Me alegro mucho Sr. Lagun que a pesar de las inclemencias del tiempo, pudieran disfrutar de aquel "encierro para amigos" que se celebra en Saint Sever, una verdadera pena que los demas actos taurinos los tubieran que suspender.

Lo que tengo muy claro es que a pesar de viento, nieve o agua, nada podra achicar ese ambiente de hermandad entre corredores que en Saint Sever se vive como en pocos sitios.

Un saludo

Miguel dijo...

La clave para disfrutar de la vida continuamente es esta:

DISFRUTA CON LO QUE HAGAS.

Si no se pudieron celebrar los otros festejos, que le vamos a hacer. Ya los disfrutaremos otro día. Lo importante fue disfrutar durante todo el fin de semana de ese sentimiento de unión y de la alegría que se respira cuando se vá de encierro a Saint Sever.

Y si eso no os convence ahí va una frase, que me dijo uno de los miembros de la Jeune Afición que traducido suena:

Si no hay corrida, hay bebida.

Un saludo.

NERIM dijo...

A pesar de las inclemencias de nuestra querida madre tierra, supisteis disfrutar de lo que realmente os gusta y es que, en definitiva es para lo que ibais, no?
Me alegro mucho de que pudierais hacerlo.
Un beso cariñoso.
Miren.

LAGUN dijo...

IVÁN: Sé que tú te acordaste de nosotros y que el domingo miraste el reloj varias veces buscando esas 12:12 hs. Nosotros también nos acordamos de ti y de todo vuestro grupo.
Reparte entre ell@s besos y abrazos de mi parte, y quédate uno para ti, compañero.

MIGUEL: Me alegra que hayas podido repetir la experiencia y, además, que hayas vuelto a disfrutar con ella.
Por cierto: me quedo con la primera de tus frases.
Un abrazo.

NERIM: Sí, Miren, se disfrutó. ¡Disfrutamos!
Pero no me puedo olvidar del trabajo que tienen que hacer durante todo el año los miembros de la Peña Jeune Aficion para organizar su semana cultural y que, luego, un frente de lluvias como el que tuvimos que soportar obligue a tener que ir suspendiendo los actos programados.
Para ellos: un abrazo. Y para ti: un beso (y mucho ánimo).

Cuasca dijo...

Me alegro de que disfrutarais.

Me duele no haber ido.

Me apena no haber compartido ese fin de semana con vosostros.

Me alivia el haberme ahorrado el agua y el frio.

Me da esperanzas el saber que la temporada de encierros por aqui aun no ha terminado (Quartell), por fuera de Valencia queda poco para que empiece (Ciudad Rodrigo) y que St. Sever seguira alli el proximo Noviembre esperando a toda la buena gente alli nos solemos reunir.

Quien no se consuela es porque no quiere.

Un abrazo a todos y mucha suerte en lo que queda de temporada y la que viene.

Ivan fuenla dijo...

Sr.Lagun, por supuesto que me acorde muchisimo y como usted dice el domingo busque varias veces en mi relog las 12:12, aunque si le soy sincero, el sabado tarde y noche tambien busque varias horas recordando años anteriores rodeado de grandes amigos en la cena de los jacobinos y en el postre en el bar la muleta.

Sr.Cuasca, si dios quiere compartiremos carreras como llevamos haciendo varios años en ese ultimo encierro en tierras Valencianas, seguidos de una buena fideua en el bar de un gran amigo, solo una pregunta, ¿la fecha definitiva de este año de Quartell es el dia 19 de diciembre?, Muchas gracias y un saludo

Cuasca dijo...

Ivan, aun no lo se. No se si sera el 19 o el 26. Me inclino mas por el 19. En cuanto sepa algo seguro os lo hago saber.

Un abrazo.

ROBERTO dijo...

La verdad que fué un fin de semana inolvidable,con buena gente,con comida,con bebida y ademas se pudo disfrutar de toros,aunque no tanto como nos hubiese gustado,pero bueno; sólo queda esperar que nos depara la próxima temporada .Un saludo.

Marina dijo...

Mon Dieu, en courant sur, entre, dedans.. la pluie? mais, c'est ne pas dangereus?

Me alegro que lo pasaras bien.
Besos lluviosos. ¡No hay quien os pare!

LAGUN dijo...

CUASCA: ya sabes, porque te lo he comentado, que en Saint Sever se te echó de menos, compañero.
Por lo demás, sí, sé que aún quedan algunos encierros, como el de Quartell (cuando sepas el día con seguridad deja un mensaje para Iván y todo aquel que esté interesado). Pero yo ya he dado por cerrada mi temporada. Ahora, hasta San Blas, me conformaré con seguir dando vida a esta bitácora.
Así pues, a los que aún os quedan festejos os deseo mucha SUERTE. Un abrazo.

ROBERTO: Fue un placer compartir fin de semana contigo. Ahora, a descansar. Y te pongo deberes para el año próximo: ir a la vieja Miróbriga para conocer el Carnaval del Toro. Un abrazo.

MARINA: correr lloviendo es peligroso porque te puedes resfriar (ja, ja, ja...). Ahora en serio, todo depende del tipo de suelo: si está muy pulido nos perjudica tanto a los corredores como al toro; si es muy rugoso nosotros solemos agarrar mejor que la res. Lo peor con suelos mojados son, sin duda, los giros bruscos de dirección en la carrera y los cambios de firme: pasar del asfalto a la acera, por ejemplo. Un beso.

Anónimo dijo...

Chapeau, cronica perfecta y bien definida... Agua, agua y mas agua... y tambien toros (menos mal).
Un abrazo y mucha suerte al que aun siga "en marcha".
Papi

SILVIA dijo...

Me alegro de que pese a la adversidad, pudierais pasarlo bien. De eso se trataba al fín y al cabo, no?
Pues eso, que málegro musso torero!!
Mil besitos!!!

LAGUN dijo...

SILVIA: Evidentemente, uno siempre quiere pasarlo bien en todo aquello que realiza, pero en el mundo de los encierros no deben ser trascendentes las cuestiones personales; ni tan siquiera englobadas en conjunto por la suma de las de todos los participantes.
Lo importante no es que un corredor lo pase bien o mal, que corra mejor o peor, más cerca o más lejos, más metros o menos..., etc.; lo primordial es la aparición del Toro, del único protagonista, y su juego en la calle. Dicho de otra manera: que el festejo se celebre, que se repita y en la actualidad habría que decir, dadas las campañas en contra, que se conserve.
Las actuales gentes de Saint Sever son herederas de una tradición que se remonta, cuando menos, al año 1457; y quieren conservarla. Es más: llevan varios años intentando potenciarla con la suelta de toros en vez de vacas. Y nosotros, los corredores, debemos apoyarles en esa finalidad, aunque sea a costa de hacernos más de mil kilómetros en un fin de semana.
Y lo importante del domingo es que, a pesar de las adversidades, los toros corrieron por las calles de Saint Sever, que el festejo se celebró, que la tradición se conserva.

Perdona la chapa, Silvia; pero te ha tocado a ti por llamarme torero. Esos sí que pretenden ser protagonistas. Yo soy un simple y mediocre corredor de encierros.
Besos también para ti.


PAPY: creo que tú también lo entiendes así, ¿no? Un abrazo, compañero.

Ivan Fuenla dijo...

Sr. Lagun, aqui tranquilamente en casa, volvi a entrar como a diario en su bitacora para ver los comentarios de amigos y compañeros y me gustaria hacerle una puntualizacion sobre una frase que deja usted en su ultimo comentario.
"Yo soy un simple y mediocre corredor de encierros".
No se puede que la saque de contesto, pero paticularmente no me gusta como suena.
Yo me levanto todos los dias orgullosisimo de todo lo que soy y creo que me conoce bastante y sabe la importancia que en mi vida tiene ser CORREDOR DE ENCIERROS Y sobre todo AFICIONADO.
¿que seria de este mundillo sin todos nosotros?.
Sin nosotros los que hacemos miles de km po la geografia de la peninsula y aledaños, sin nosotros que llenamos los hoteles, hostales y pensiones donde vamos, sin nosotros que dejamos sin comida ni bebida los bares en nuestros almuerzos y sobre todo sin nosotros que hacemos todo lo anterior por AFICION y sin pedir nada a cambio, solo umos segundos disfrutando de lo qe mas nos gusta hacer que es correr delante de un toro.
Asi que le pido que no se menosprecie, que se de sobra el orgullo que tambien es para usted ser CORREDOR DE ENCIERROS, asi que tambien vamos a darnos la im,portancia que nos merecemos.
Un fuerte abrazo Sr Lagun, aprobecho para recordarle que acabamos el años, que veo adecuado que vayamos poniendo fecha a unas de las famosas cervezadas para juntarnos, hacer balance y seguir discutiendo si usted quiere sobre este tema.

Ivan Duque Jimenez (Corredor de Encierros)

LAGUN dijo...

IVÁN: no sé si orgulloso, pero sí que me siento feliz por haber podido cumplir aquel deseo que tuve de niño de ser un corredor encierros.
Respecto a lo de "simple" y "mediocre, lo que quería decir es que sólo soy un corredor de encierros, nada más; y de los del montón.
Respecto a quedar una tarde para vernos y tomar unas cervezas, me parece perfecto. Yo voy a hacer hoy un par de llamadas y ya hablamos de lugar, fecha y hora. Pero te ruego que la convocatoria con el lugar de reunión la hagamos por el foro que siempre hemos utilizado.

Garrapo dijo...

Subscribo todo lo afirmado por Ivan Duque sobre el orgullo de ser corredor de encierros.

Hay deportistas que se dedican a correr toros a distancias inverosimiles y no son aficionados, todo, desde mi punto de vista, claro. Los hay que se ponen menos cerca pero durante esos segundos se sienten mas toreros que Cesar Rincón con Bastonito, esos, se merecen muchisimo mas respeto para mi que los otros, a los que Dios les ha dado facultades físicas y las utilizan para esto, pero que jamás se sentirán toreros durante esos segundos, o al menos no como yo entiendo este mundo.

Algun día conoceré Saint Server.

¿A esa cervezada puede acudir cualquiera?

ROBERTO dijo...

Querido Lagun,el placer es recíproco ya que poder compartir con usted tiempo y conocimientos llena a cualquiera,a si que desde aquí agradecerle todo su apoyo;y en cuanto a los deberes es una tarea que tengo pendiente y que tengo que cumplir algun día.Un saludo.

LAGUN dijo...

GARRAPO: Será bienvenido si usted se acerca a tomar unas cervezas. ¡Anímese!

Y, por lo demás, sentirse feliz por algo u orgullo de ello no dejan ser distintos grados de una misma línea de sensación.

Respecto a esos "deportistas que se dedican a correr toros", como usted dice, o a gente parecida, tengo planificado dedicar una entrada para el próximo día 30 de noviembre (salvo causa de fuerza mayor). Así pues, me reservo para entonces mi opinión.

Un abrazo.

Teo dijo...

Sensacional fin de semana que ya casi queda lejano en el recuerdo. Cierto es que el tiempo (y puede que la crisis) impidiera que muchos de los asiduos se acercaran a tierras galas, pero los que lo hicimos disfrutamos como siempre o incluso más, por lo que conllevaba vencer a las inclemencias climatológicas. Me llevo un especial buen sabor de boca de lo que disfrutaron los "alevines" con su particular encierro.

Un saludo a tod@s y ...


¡¡¡ Ya falta menos ... pa´ SAN FERMÍN !!!